PRAIA AS CATEDRAIS

La fuerza escultórica del mar a veces nos deja piezas de arte tan impresionantes como la playa de las catedrales, en Lugo. El constante golpear de las olas ha creado formas que asemejan arbotantes de más de 30 metros de alto y cuevas por donde sólo se puede pasear en bajamar. Muchas de estas grutas tienen más de diez metros de largo y desembocan en otra playa o en alguna oscura habitación. Pasear entre las rocas de esta construcción marina sobrecoge no sólo por la espectacularidad de su paredes coloridas sino por el silencio y soledad de las mismas (siempre y cuando pueda uno evitar a todos los turistas que atraen). Una playa que es monumento a tiempo parcial pues el caprichoso mar sigue poseyéndola la mitad del día, cuidando su escultura y moldeándola poco a poco.

Su verdadero nombre es Playa de Aguas Santas, o como su gente más la nombra Praia de Augas Santas, y está situada en el municipio gallego de Ribadeo a unos diez kilómetros de esta localidad. Está declarada Monumento natural por la consejería de Medio Ambiente de la Junta de Galicia.

A pesar de que la playa de las catedrales se lleva todo el protagonismo turístico las playas de los alrededores no desmerecen el conjunto natural. Un paseo hecho de madera que bordea los acantilados te lleva por un conjunto de playas en las que puede observarse grietas y cuevas más pequeñas que puede que algún día se conviertan en arbotantes. Este camino por el litoral cantábrico cuenta con escaleras para descender a todas estas playas que forman un espacio protegido de la Red Natura.

La Playa das Illas (de las Islas) tiene una arquitectura pétrea muy parecida a la de las catedrales y al ser menos conocida hay mucha menos gente. Esta playa se comunica con la de Os Castros que pese a ser mucho más pequeña iguala en belleza a las anteriores.

En este viaje además descubrí un animal que me llamó especialmente la atención y me gustaría compartir. Al atardecer pueden verse pescadores a las orillas de los acantilados intentando capturar lo que está considerado una exquisitez: el sargo. En mi caso, no tenía ni idea de la existencia de dicho pez y mucho menos de su apariencia, así que imaginaros mi sorpresa al descubrir que tiene dientes muy parecidos a los de un conejo. El sargo se alimenta de mejillones y necesita de ésta peculiar mandíbula para poder despegarlos de la roca.

5 pensamientos en “PRAIA AS CATEDRAIS

  1. Vengo a través de un comentario en la página de Gustavo Duch. Me gusta lo de la playa de las catedrales ¡es impresionante! Me gusta conocer tu blog y estos microviajes. ¡Suerte!
    PD: Esta playa no está “por el litoral mediterráneo”. Parece como escrito por error o por frase hecha. Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s