EL EMBALSE DE BARRIOS DE LUNA

Hace tiempo escribí sobre el embalse de Porma y ahora me enfrento nuevamente a una historia parecida también en la provincia de León; el embalse de Barrios de Luna. He tenido la suerte de visitar el lugar donde se encuentra el embalse prácticamente seco lo cual revela un pasado dormido, destrozado por el agua. Como una excavación arqueológica remanan los restos de los pueblos que una vez tuvieron vida, pero el tiempo no ha mellado el futuro de estos pueblos sino un embalse que se decidió construir en el lugar donde se encontraban todos ellos. Arévalo, Láncara, Lagüelles, Campo, Oblanca, San Pedro, Cosera, Miñera, Mirantes, El Molinón, Casasola, Ventas de Mallo, La Canela, Truva y el barrio del Trabanco (parte del pueblo de Barrios de Luna). Todos estos pueblos, poblados y caseríos descansan bajo las frías aguas del embalse sin que los fugaces admiradores del paisaje sepan de su existencia. Pero cuando hay sequía y bajan los niveles del agua las heridas también salen a flote y entonces se puede pasear entre ruinas fantasmagóricas de pueblos sumergidos.

Muros de piedra medio derruidos de lo que una vez fuera hogar o límite entre las fincas, esqueletos de calles y pueblos que una vez estuvieron cubiertos de sueños y prisa, estructuras de árboles que decoraron paseos otoñales, torres de iglesias que tocaron a misa… La melancolía inunda el pantano de luna cuando no hay agua que esconda sus secretos.

Donde ahora hay 308 Hm3 de agua antes de las 17.00 del 31 de julio de 1951 había miles de hectáreas de pastizales que permitieron las actividades de la trashumancia y el pastoreo que desde la antigüedad constituyeron el principal modo de sustento de la comarca. Como reminiscencia de aquella época queda el día de la fiesta anual del Pastor, declarada de interés provincial, o el Museo del Pastor de Barrios de Luna.

Nunca pensé que pudiera llegar a pasear por las calles de uno de estos pueblos y allí, recorriendo sus calles e imaginando como debió de ser su vida, no dejaba de pensar en sus habitantes como Ulises sin su Ítaca.

DESVELO DE ULISES
No encontrarás otro país ni otras playas,
Llevará por doquier y a cuestas tu ciudad.
K. Kavafis
¿Dónde llevas a Ítaca?
Acaso en la memoria,
acaso en lo más hondo del corazón;
has visto otras ciudades,
has hundido tus manos en tantos
océanos,
pero sólo el mar de tu nostalgia
tiene la justa esencia de los peces y la sal.
La memoria está enterrada
mas a salvo el corazón; si miras hacia el horizonte
sólo la ilusión hará que veas la tierra,
Ítaca la soñada ha navegado contigo.
Ha sido largo el camino,
el alma y el cuerpo se han vaciado
pero lejos aún está el reposo.
No estrujes más tus ojos insomnes,
bajo tus párpados sigue intacto el paisaje
de la infancia,
y ahora que estás viejo, sabrás
que los mismos colores
llenan de luz aquellas calles,
el patio de un solo árbol,
el solar de la casa.
Ítaca sigue lejos,
mientras, mantén el rumbo,
sigue soñando.

Poema de Gregory Zambrano

Espero que con este post (y el del Embalse de Porma) tanto yo como vosotros con vuestras visitas contribuyamos a que la historia de estos pueblos que yacen bajo el embalse de Barrios de Luna no se olvide. Un recuerdo para todos los que habitaron estas tierras.

2 pensamientos en “EL EMBALSE DE BARRIOS DE LUNA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s