CERRO PUÑAY

La comunidad de Santa Rosa tiene el privilegio de contar con el punto de partida hacia la cima de este gigante, pero su accesibilidad es complicada. En medio de los Andes se levanta solitaria esta montaña de 3.265 msnm. Muchos viajeros llegan a Chunchi, la capital del cantón, preguntando por este mágico lugar y la manera de alcanzar su cima.

Puñay ha guardado celosamente hasta el 2003 el testimonio del inicio de la civilización Cañari.  En los orígenes de esta cultura andina la cumbre del cerro fue un gran centro ceremonial, no sólo por la capacidad visual a la hora de fijar equinoccios y solsticios sino porque debió ser un lugar de adoración en el cual se rendía culto al dios de la vida “Pachakamac”. Evidencias de este antiguo culto es el monumento arqueológico construido en la cima, se trata de la pirámide escalonada más larga del planeta: 420 metros de largo, 134 metros de ancho y 45 metros de altura, con la particularidad de que ninguna pirámide en el mundo ser halla construida en la cima de una montaña. Además todo el conjunto posee la morfología de una guacamaya, constituyendo así un objeto conceptual que materializa el pensamiento ancestral milenario de la cultura andina, la unidad contenida en el todo, la ciencia expresada en la naturaleza y la astronomía en la cosmovisión.

El camino es muy escarpado y a lo largo del mismo encuentras la piedra de los sacrificios que ofrece un panorama espectacular. Mucha de toda esta energía ancestral permanece en el lugar y en la actualidad se siguen haciendo celebraciones andinas en la montaña por eso dos petroglifos protegen y guardan el centro sagrado de malas energías. Dice la gente de Chunchi que antes de acampar o ingresar en la cima se le debe pedir permiso a los petroglifos.

Dos horas y media de subida continua es una experiencia agotadora pero el llegar a la cumbre de Puñay no tiene precio y hace que todo el cansancio se esfume. El paisaje que ofrece este cerro es indescriptible, un mar de nubes coronado de cimas montañosas, el gigante nevado del Chimborazo al fondo, las pequeñas luces de las comunidades andinas que lo rodean y un cielo despejado en el que observar miles de estrellas. Un atardecer y un  amanecer desde su cumbre tiene una belleza inigualable.

3 pensamientos en “CERRO PUÑAY

  1. INCREIBLE!!! La foto que se ven las monta;as como si fuesen de juguete da hasta vertigo desde el ordenador. Tiene que ser un lugar muy especial. Menuda esperiencia chicos!!! Sigue relatandonos de vez en cuando algun lugar asi de distinto al humedo, gris y ruidoso Londres para hacernos participes de vuestro viaje

    Un besazo para los dos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s