EL MANDANGO

La montaña Mandango se encuentra a las afueras de Vilcabamba, al sur de Ecuador. En kichwa el nombre de esta mole significa “Dios tumbado”. Los incas creían que el mundo fue construido hace muchos años, en un tiempo tan lejano del que ya no nos acordamos, por una raza de gigantes que por aquel entonces habitaban la tierra. Estos seres mitológicos se dedicaron a moldear la tierra su antojo, la decoraron con animales, ríos, plantas, árboles, todo cuanto en ella reside. Cuando los gigantes terminaron su trabajo, cansados por tan titánico esfuerzo, se convirtieron en montañas para descansar eternamente observando privilegiadamente su obra. Esta es la razón por la cual cada vez que los incas se encontraban con una montaña con forma antropomorfa la honraban como a un dios. El Mandango es una de estas montañas ya que puede verse claramente cuando la subes el perfil de una persona tumbada, conocida como la cara del Inca o el indio del Mandango.

Otra leyenda más actual acerca del indio del Mandango cuenta que ésta sería una de las cuatro caras que marcaría la posición del tesoro escondido de Atahualpa. Según la leyenda el inca al saberse en peligro de muerte por la amenaza que suponía la invasión española, escondió su tesoro incalculable en un lugar secreto. A partir de ahí supongo que la fiebre del oro de los españoles imaginó un tesoro escondido en la amazonía esperando un descubridor.

Durante la subida al Mandango águilas negras embellecen el camino con su majestuoso vuelo. Un camino corto de una hora te conduce a la primera cruz, la primera cima. Para alcanzar la segunda cruz hay que andar otros 20 minutos y podréis reposar sobre la nariz del Inca. El valle de la longevidad de Vilcabamba se extiende verde bajo nuestros ojos, al fondo el parque nacional de Podocarpus y muchos más valles ofrecen una vista sobrecogedora. Filas interminables de montañas se alzan en el horizonte formando un mar montañoso que se alarga hasta donde alcanza la vista. Un paisaje que durante siglos ha sido sagrado para todas las culturas que habitaron este lugar, bien sea por la proliferación en esta zona del Wilco, árbol sagrado con cuyas raíces los shamanes elaboraban una poderosa droga, por el parecido del Mandango con un dios tumbado o por el agua y la temperatura perfectas de todo este valle.

3 pensamientos en “EL MANDANGO

  1. SIENTO Y PIENSO QUE LOS LUGARES POR DONDE ESTAIS VIAJANDO NO SON MAS BELLOS QUE CUALQUIER OTRO, LA DIFERENCIA ESTA EN QUE LOS ESTAIS VIENDO Y VIVIENDO CON EL ALMA…..Y ASI LO TRANSMITES Y LO PERCIBO….GRACIAS POR LLEVARME EN ESE VUESTRO VIAJE AL COMPARTIR ESTO CON TODOS…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s