KUELAP, UNA CIUDAD EN LAS NUBES

Tella, la joven princesa Chachapoya, despertó sobresaltada en mitad de la noche y corrió asustada al cobijo de su abuela.

–          ¿Qué le pasa a mi huambrita?- le dijo cariñosamente la abuela.

–          He visto a nuestro cóndor desangrado morir en su propia tierra. Lo he visto vencido en sus propios reductos abismales. Algo malo nos va a ocurrir.-sollozó la princesa.

–          ¿quién lo ha vencido, si es invencible?- Mamanchic aplacó a la niña.

–          Un joven halcón

Mamanchich sin resistirse al fatal presagio visitó al curaca Tocto, quien comprendiendo el peligro sólo dijo: ¿qué un halcón ha acabado con la vida de nuestro cóndor? Ah. Los halcones vienen a hacernos la guerra

Pocos meses después los conquistadores incas hallaban suelo Chachapoya acabando con la vieja etnia. Así Tella visionó la derrota de su gran nación y de su principal reducto: KUELAP.Imagen

Desde entonces el tiempo y el bosque de neblina han ido oscureciendo cada vez más los misterios que esconde esta gran ciudad. Ahora las bromelias y los árboles han tomado sus calles, las llamas viven libres dentro de sus murallas, pero rocas y ruinas nos recuerdan lo que un día fue Kuelap. Sobre los años 400-500 d.C. los Chachapoya iniciaron la construcción de la ciudad fortificada más importante de Latino América, el Machu Picchu del norte de Perú.Imagen

La primera impresión de Kuelap es un muro de piedra caliza e 582 metros de largo y hasta 20 metros de alto. ¿Qué esconde esta enorme obra de ingeniería tres veces el volumen de la pirámide de Keops? Es difícil deshacerse de la mirada europea que lee en seguida una muralla defensiva, pero los misterios de Kuelap comienzan en su caparazón. Esta pared nivela la orografía de la montaña pudiendo tratarse tan sólo de una plataforma. Además las piedras esconden fardos funerarios que podrían darle un carácter sagrado. Lo que está claro es que una muralla tan lógica a simple vista no tendría sentido dentro de la concepción andina de la guerra ya que no disponían de maquinaría de asedio. Por otra parte la altura a la que está situada la ciudad, 3000 m.s.n.m., ya la sitúa en una posición privilegiada sobre todos los valles que la rodean.Imagen

El interior no es menos impresionante que el recibimiento inicial. Tres entradas muy angostas te conducen al interior por una rampa de roca madre en la que se ve el desgaste  producido por el continuo transitar de llamas. Kuelap se extiende ante tus ojos, una ciudad que en su momento albergo 420 estructuras y más de 3000 personas. Debía ser preciosa la visión de esta ciudad de casas circulares de piedra y techos cónicos de paja.ImagenImagen

La estructura más enigmática se encuentra al sur de la ciudad y se le conoce como el templo mayor el Tintero. Se trata de una estructura maciza en la que sus paredes desafían la gravedad ensanchándose conforme  ganan altura, su interior tiene forma de tintero. La entrada se encontraba en su parte superior y en el fondo se han hallado restos humanos y animales, semillas de maíz quemada, restos cerámicos… Los arqueólogos lo catalogan como el eje ceremonial de la ciudad, pero ¿Qué tipo de rituales se celebraban entre sus muros? ¿Qué simboliza su extraña forma? Su construcción está alineada con trazados planetarios por lo que algunos investigadores creen que pudo tratarse de un observatorio astrológico.Imagen

Los Chachapoya se llevaron consigo las respuestas a todas estas preguntas. Su caída fue también el comienzo de un gran misterio que nunca podremos desentrañar del todo. Su obra nos recuerda que esta cultura dominó una amplia región del norte de Perú y desarrolló una civilización capaz de construir una de las más espectaculares ciudades de su tiempo. Kuelap sigue asombrando a pesar de los destrozos del tiempo a los visitantes que se van con más preguntas de la que tenían al ingresar en ella.Imagen

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s