LAS ISLAS FLOTANTES DE LOS UROS

Dentro del lago Titicaca sobre islas artificiales construidas por ellos mismos habitan los Uros, “los hombres del agua” o “los indomables”. Una cultura de agua y totora, azul y amarilla, autosuficiente durante mucho tiempo con los recursos del lago navegable más alto del mundo (3.800 m.s.n.m.).Imagen

La historia como tantas veces en las culturas precolombinas se mezcla con la leyenda, con el olvido y la invención, para tratar de rellenar un espacio que intentó borrarse hace mucho tiempo. Unos nos cuentan que los Uros construyeron las islas para escapar al avance inca que ocupó sus tierras originarias, otros que provienen de una migración de la polinesia, de buenos navegantes que vinieron a asentarse a Perú.

Imagen

Pero lo que realmente llama la atención de los Uros son sus islas a base de totora. La totora es un junco acuático que este pueblo teje formando una capa natural a la que llaman khili. Primero cortan con un serrucho (antes se hacía con un palo) la tierra sobre la que crece la totora que flota debido a la presión de las raíces y juntan los trozos con palos unidos por una cuerda (de totora también aunque ahora utilizan nylon para aumentar la durabilidad de la construcción). Después van cortando la totora y tejiéndola en cruz hasta juntar más de 40 capas de este material que será el suelo de su vivienda, de su día a día. Emplean un año y medio en construir una isla y les dura unos 30 años. Por último para evitar que se mueva la anclan clavando al suelo un palo de eucalipto, un paso muy importante, como ellos mismos nos explican, para no despertar un buen día en Bolivia. Caminar sobre estas pequeñas islas-casa es muy estable, el suelo es blando como cuando se camina sobre paja pero en ningún momento se mueve. Todos los meses tienen que cubrir la isla de una nueva capa de totora ya que la anterior se pudre. Una casa y un lugar en el mundo totalmente orgánico.

Imagen

En las islas TODO es de totora, las casas, las camas (no muy cómodas, por cierto), las cocinas son alimentadas con totora también y alojadas en el exterior de las casas para evitar fuegos. Además la parte inferior de este junco que es blanca es comestible y su sabor es parecido al del palmito. En total 84 islas flotantes, con su colegio, hospital, con todo los que se necesita para vivir.Imagen

Las barcas de totora les sirven de transporte en entre islas y también como medio para su subsistencia desplazándose con ellas en busca de caza o huevos. Ahora muchas de estas barcas están especialmente preparadas para el turismo.

Imagen

Imagen

Imagen

2 pensamientos en “LAS ISLAS FLOTANTES DE LOS UROS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s