LA PAZ: EL MERCADO DE LAS BRUJAS

La capital boliviana es caos, bullicio y cables por todas partes. Nada más llegar piensas que es imposible encontrar un orden o una pauta y que vas a ser atropellado en el momento más inesperado. Aun así la ciudad tiene un encanto especial proveniente de este desorden incomprensible. En La Paz se respira la mezcla entre creencias ancestrales, en la pachamama, y la fe cristiana impuesta por la conquista española.

Imagen

Calle de La Paz. Foto: Sara Gordón

El lugar más impresionante para cualquier visitante es el mercado de las brujas que se extiende  por  las calles Santa Cruz, Illampu, Linares y Sagárnaga. Las estanterías de las tiendas están repletas de pócimas, ingredientes para realizar rituales aymaras, hierbas, ranas disecadas, figuras de protección… Los dependientes en seguida te explican el porqué de cada cosa.

la paz8

Recoveco del mercado de las brujas. Foto: Sara Gordón

la paz5

Feto de llama visto en el mercado de las brujas. Foto: Sara Gordón

El objeto que más miradas atrae son los fetos no natos de llamas, que cuelgan por todos los puestos, se amontonan en cestos o en mesas. Es importante explicar que no es que maten a los bebes de llamas para los rituales sino que en cada parto de esta especie hay unos cuantos abortos naturales y son esos los que disecan para este tipo de prácticas. ¿Por qué son tan importantes estos fetos? Pues la respuesta es un ritual en el que este objeto es su principal componente. Según creencias ancestrales si se entierra un feto de llama bajo la tierra sobre la que se va construir una vivienda traerá buena fortuna para el nuevo hogar. Además si lo que quieres es implorar suerte en lo personal lo que hay que hacer es quemar un feto de llama mientras mascas hojas de coca.

Artículos varios de una tienda del mercado de las brujas. Foto: Sara Gordón

Artículos varios de una tienda del mercado de las brujas. Foto: Sara Gordón

Después de los fetos de llama lo que más abunda en el mercado de las brujas son las hierbas, polvos o amulentos para realizar rituales amorosos del tipo: atraer a una persona, enamorar, dar vitalidad en el sexo… Pero también se encuentran hechizos para atraer el dinero, la fama, para librarse de tu peor enemigo, para que sientan envidia de ti.

Amuletos. Foto: Sara Gordón

Amuletos. Foto: Sara Gordón

Una de las calles por las que se extiende el mercado de las brujas. Foto: Sara Gordón

Una de las calles por las que se extiende el mercado de las brujas. Foto: Sara Gordón

El mercado de las brujas es toda una experiencia en sí mismo, puedes estar horas paseando entre objetos extraños y preguntando por su utilidad. Si bien es verdad que ahora una parte de este mercado está orientada al turismo también se percibe como en estas calles pervive la esencia de lo que fueron las creencias aymaras. La tradición, las leyendas y los rituales toman forma y se vuelven realidad en un mundo en el que parece, a simple vista, haberles dado la espalda.

Foto tomada desde el Parque Urbano Central. Foto: Sara Gordón

Foto tomada desde el Parque Urbano Central. Foto: Sara Gordón

2 pensamientos en “LA PAZ: EL MERCADO DE LAS BRUJAS

  1. He entendido bien cuando leo que en cada parte de las llamas no solo nace una cria viva, sino que junto a esa cria salen varios abortos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s