CHAMBERI: UN ANDEN PARA PASEAR

2

La estación fue diseñada por el arquitecto Antonio Palacios. Foto: Sara Gordón

Los sitios abandonados tienen la atracción de una historia viva en desuso, son la huella del pasado reciente que nos recuerda cómo vivían, en muchos casos, nuestros coetáneos. La estación de Chamberí es un viaje a 1966, el momento en el que por culpa de 30 metros se clausuró. Al oír su historia en seguida pensé en las pirámides egipcias porque cuando decidieron cerrar esta estación taparon las entradas y listo. No se molestaron en quitar el mobiliario, desmontar los carteles, de alguna manera despojar al lugar de lo que ya no era. Para dar por concluido el uso de la estación lo único que se hizo fue tapar la entrada, además por lo que dicen las crónicas del momento todo ocurrió muy rápido y la única explicación que se dio fue que se cerraba por motivos de eficiencia. Imaginaros las conjeturas que debió de hacer la gente y que se siguieron haciendo durante muchos años después, se inventaron leyendas negras sobre fantasmas que vivían en la estación y todo. La explicación en realidad era muy sencilla, metro había implementado unos trenes más largos y la estación de Chamberí no podía alargarse los 30 metros que necesitaba.

1

Se inauguró el 17 de octubre de 1919. Foto: Sara Gordón

5

La visita al museo es gratuita. Foto: Sara Gordón

Este repentino y fulminante cierre hizo que todo se preservara tal cual dentro de Chamberí como si esperara el momento en que la historia le volviese a necesitar. Sus anuncios de la lechera siguen mostrando a una mujer normal y no a una modelo, la motosacoche se sigue anunciando sin saber que fuera ya nadie la conoce.

3

La estación cerró el 22 de mayo de 1966. Foto: Sara Gordón del Riego

4

Es conocido como el anden 0. Foto: Sara Gordón

Ahora podemos pasear por sus andenes observando el pasado de un invento moderno, escuchando una historia de hace dos días. Sacamos fotos a los carteles de Maizena con un smartphone última generación. Sus andenes ya no están diseñados para esperar y sentir el paso rápido de la gente, ahora se pasean, se observan, son un recuerdo de lo que fueron reinventados. La historia se preserva dentro de la estación intacta sin saber que fuera ya no somos los que éramos y que el resto de estaciones no se le parecen en nada, incluso ahora hay una que se llama Vodafone. ¿Os imagináis que esta estación se llamara La Casera?

7

Ahora hay proyecciones de anuncios de la época. Foto: Sara Gordón

6

Durante la guerra civil sirvió como refugio para los ciudadanos. Foto: Sara Gordón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s