EL PAÍS VASCO FRANCÉS

1-51

El paseo marítimo de San Juan de Luz. Foto: Sara Gordón

El País Vasco Francés es una región histórico – cultural reconocida que destaca por haber sabido mantener su identidad propia a lo largo de los años. Podría recomendar visitar estos pequeños pueblos por muchos motivos, las playas bien cuidadas, la belleza del entorno, las fachadas que respetan la manera de construir de la zona, la gastronomía… pero sin duda lo que más os llamará la atención es la identidad propia que se respira en cada rincón y de la que sus habitantes son orgullosos. Uno de sus emblemas es el pimiento rojo de Ezpeleta que cuelga de las fachadas para secarse al sol y del que tienen todo tipo de merchandising desde imanes hasta abrebotellas. Y es que en el Pays Basque todo está puesto en valor para que el visitante lo disfrute.

1-9

El puerto de los pescadores en Biarritz. Foto: Sara Gordón

1-11

El rompeolas de Sokoa. Foto: Sara Gordón

San Juan de la Luz y Biarritz son los pueblos de playa por excelencia. Los dos con sus casitas blancas de entramado rojo mirando al mar y unas playas largas para pasear. Son pueblos pesqueros que a pesar de la afluencia de turismo siguen conservando la vida tranquila y las calles despejadas. Ni las tiendas o bancos hacen que se pierda el encanto de la construcción tradicional y las iglesias merecen una visita. En una calle de San Juan de Luz leí una historia que me llamo la atención sobre los Cagots. A éstos se les conoce en castellano como agotes y eran un grupo de personas, no se sabe si grupo étnico ni se sabe su procedencia, todos pobres que vivían marginados por la sociedad. En la iglesia se puede ver una puerta más pequeña que era la destinada a este grupo, en internet hay mucha información sobre el tema.

1-48

San Juan de Luz. Foto: Sara Gordón

1-7

Biarritz. Foto: Sara Gordón

1-8

Biarritz desde la roca de la virgen. Foto: Sara Gordón

1-10

El castillo de Sokoa. Foto: Sara Gordón

10

Los acantilados de Sokoa. Foto: Sara Gordón

Los pueblos de interior destacan por la intensidad de sus verdes y la sensación de lejanía de cualquier ciudad grande. Nosotros fuimos a Sara donde cogimos el tren de cremallera hasta el pico de Le Rhune. El tren es único en Europa y data del año 1924, el caminar lento y cansado siempre hacia arriba atraviesa campos pastados por caballos salvajes, a lo lejos se observa un paisaje de picos más altos y más antiguos y pueblecitos perdidos en mitad de la nada. Desde lo alto se debe ver un paisaje increíble pero en mi caso solo pude imaginar qué se escondería detrás de la niebla.

1-15

El tren de le Rhune. Foto: Sara Gordón

1-23

Uno de los restaurantes de Le Rhune. Foto: Sara Gordón

1-13

Los paisajes desde el tren son impresionantes. Foto: Sara Gordón

1-30

El viaje en tren. Foto: Sara Gordón

1-38

El interior de la iglesia de Sara. Foto: Sara Gordón

1-42

Vistas desde Sara. Foto: Sara Gordón

Es fantástico descubrir rincones anclados en el tiempo, ajenos a la prisa de la civilización y conocedores de sus raíces. Las leyendas y la historia cubre cada rincón para llenarlo de magia. Sin duda un lugar al que volveré con calma para patearlo y perderme por sus caminos.

1-52

El paseo marítimo de San Juan de Luz. Foto: Sara Gordón

1-50

El interior de la iglesia de San Juan de Luz. Foto: Sara Gordón

1-53

San Juan de Luz. Foto: Sara Gordón

4 pensamientos en “EL PAÍS VASCO FRANCÉS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s